Ir al contenido principal

Un preso se quiere fugar en Barcelona y es transmitido en vivo por Facebook



Mientras escribo este post; un hecho que quedará en mi memoria, y que se presta para analizar la evolución de la tecnología, el uso de la comunicación y la evolución social se presenta en Barcelona.

Un hombre, en condición de reo, recluso, pagando una pena logra moverse de su celda e intentar fugarse en la Model de Barcelona, una prisión roída por el tiempo, olvidada por la moda de la Barcelona bonita, esa de los turistas.

El hombre llega al techo, y al querer escapar se encuentra con: un piquete policial, y otro piquete de cámaras, entre la que se incluye la de un medio. La Vanguardia, que sin quererlo hace algo insólito y novedoso, transmite en directo por Facebook la primera fuga fallida de una cárcel en España.

Los comentarios en directo de los usuarios en Facebook dan para hacer otro post. Hay en abundancia los irónicos que indican que es mejor que se quede adentro, que tiene comida, que afuera hay sueltos más ladrones y asesinos.

Otros que no dejan de ver la tragedia humana como un Show. En la que el prófugo se ha convertido; y ha abortado su silencio de fuga por un ruidoso espectáculo, y es que con semejantes piquetes, ya la posibilidad de la huida silente es imposible, y sólo queda adaptarse.

Adaptación a los nuevos tiempos

El preso no tiene opción, debe caer en otra prisión, la de la nueva realidad del directo para miles de personas. El efecto faro de los medios le ha alcanzado. Pero como buen delincuente es inteligente.
Intenta en su desesperación construir un discurso público, sabe que tiene miles de ojos sobre su demacrado cuerpo, y una oportunidad en directo. Nadie censura, así que puede gritar al mundo que es inocente. Que está allí por un mal proceso.

El show se vuelve grotesco con los movimientos de cámara y los “zoom in” para darle drama. A un hecho que nos dice que el mundo está cambiando. Ya ni fugarse de la cárcel con cierta privacidad se puede.

El hombre se pega a la reja y gasta las balas discursivas que posee. No tiene ningún objeto más para defenderse. Ha llegado allí tan sorpresivamente como un Youtuber al estrellato.

¿Cómo podemos formar a una sociedad para enfrentar los nuevos medios?, ¿Cuál es el mensaje que estamos transmitiendo?

Sea como sea, todos los días hay más sucesos que nos demuestran cómo está cambiando el mundo y la sociedad que conocemos por la irrupción de las nuevas tecnologías y formas de comunicación.




Entradas populares de este blog

La comunicación digital está dejando en evidencia nuestras peores miserias

"Mi ojo RGB", ver el mundo a través de los medios
Tengo días tratando de aglomerar algunos argumentos y evidencias que sustenten la hipótesis que da título a este post. El contenido tóxico que abunda en las redes sociales, los bulos, las campañas orientadas a desinformar, el bullying, la publicidad invasiva, los juicios ligeros de valor. Todo junto al mismo tiempo en un timeline, estaba provocando que tirase del teclado (no ya de la pluma y la tinta) y comenzara a teclear algunas ideas, para mí y para los que quieran leerme, sobre la comunicación convulsa del Siglo XXI.
No había encontrado algún hecho que pudiera darme el hilo conductor, ni siquiera los desmanes informativos con el huracán Irma me daban el impulso suficiente para hacer registro de mis ideas.
Y entonces pasó…
Camino de mi casa a la oficina luego de almorzar, tomo el metro, un miércoles cualquiera en un metro de una gran ciudad europea con gente de múltiples culturas usando todos sus móviles.
No, este tampoco …

¿Mentir sobre la mentira? Un ejercicio de comunicación

El maestro Umberto Eco ya avanzó el concepto de la circularidad sobre las ideas de Pierce, para darle sentido al título de mi entrada, aquél que está ligado con la capacidad de que un signo explique a otro signo, en un desplazamiento continuo de la significación, en un ejercicio que me fascinó desde que lo descubrí en mis años como universitario.
[..] Las unidades culturales se explican a través de entidades semióticas. Existe una circularidad, que es condición normal para el proceso de significación y esto permite que los signos se puedan usar para referirse a cosas” (Eco, Tratado de semiótica general, 1976)
¿Puede la redundancia de un signo dar origen a otro nuevo?
Toda esta reflexión se debe a una discusión muy testaruda con un apasionado semiótico del cine en la que, aunque pobre y desvalido frente a su capacidad, no podía dejarme vencer sin por lo menos haber marcado un tanto.
El reto era el siguiente, decir si es posible de explicar con sentido que alguien mienta sobre la mentira, y…